Este modelo Kawasaki W800 2020 ya se comercializó en su momento desde 2011 y con la entrada de la Euro3, en 2018, tuvo que desaparecer del mercado. Ahora vuelve con fuerza para atraer a los más nostálgicos.

Previamente a este modelo – nacido en 1999 – tuvimos la W650, de estética similar. Pensamos que llegó al mercado antes de tiempo. Tal vez incomprendida en sus tiempos cuando la fiebre por lo clásico aún no había cogido fuerza.

Una moto sencilla, sin grandes pretensiones pero con gran atractivo. Sobre todo para los amantes de lo vintage y usuarios de mundo neoclásico.

La Kawasaki W800 2020 recuerda y mucho a sus predecesoras, las Kawasaki W1, W2 y W3 fabricadas entre 1967 y 1975. Tal vez la marca nipona sea la que mejor ha captado la misión de hacer una moto de hoy con el sabor de ayer para utilizar mañana y siempre.

Su bloque motor con el eje rey lateral le da ese toque único en el mercado actual que nos hace viajar a mediados del siglo pasado. Los colores utilizados y el uso de cromados en su justa medida terminan de firmar un proyecto redondo.

Kawasaki W800 2020 es atractiva tranquilidad

Siempre que probamos motos que no destacan por sus cifras de potencia nos gusta tratar de darle más valor a las sensaciones que nos transmite el conjunto en sí.

Está claro que si vas en búsqueda de potencia o tecnología, la firma verde puede seducirte con la recién probada Kawasaki ZH2. Pero la W800 no quiere entrar en esa lucha ni en ninguna similar. La W800 se compra porque entiendes el mundo de la moto de otra manera, eres un tipo tranquilo o vienes de vuelta… Y buscas en el uso de tu moto un estilo de vida al son del buen hacer y la tranquilidad que aporta un bicilíndrico en línea de 48 cv 773 cc.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.