MOTO DEL DÍA: KAWASAKI GPZ 900 R (1984)

No es más rápida que un caza, pero Tom Cruise lo intentó igualmente

La Kawasaki GPZ 900 R o Ninja GPZ 900 R se empezó a fabricar en 1984 y fue la moto que dio origen a las míticas Ninja deportivas que prácticamente se ven en todas partes. Levantas una piedra y te sale una Ninja, sobre todo si es la moto de una persona joven. La GPZ 900 R está considerada como la primera superbike japonesa moderna y marcó el salto hacia una era de competición tecnológica, tanto en motos de calle como de competición.

Esta sport turismo literalmente se merendó al resto de sus competidoras en el momento en el que salió al mercado. Con una cilindrada de 908 cc y un motor de 115 CV de cuatro tiempos tetracilíndrico en línea y refrigerado por agua, la GPZ 900 R era la única moto que llevaba una culata con 16 válvulas, cuatro por cada cilindro. Era también la primera en pasar de los 240 km/h al tener el máximo en 243 km/h. Todo esto debían pararlo tres discos de freno, dos delante y uno detrás.

Detalles de esta Kawasaki

Además de la revolución en el motor, también se presentó una distribución totalmente nueva para Kawasaki. El chasis estaba fabricado con acero, pero el subchasis que sujeta el asiento y el basculante de la rueda trasera estaban fabricados con aluminio, además de quitar los tubos que hasta este modelo sujetaban el motor en la parte delantera. Tenía un sistema de suspensiones anti-hundimiento regulable hidráulicamente en tres posiciones. Sin embargo, lo mejor de esta moto, y lo que quitaba el sueño en Honda, Yamaha y quizá Suzuki, seguía siendo su motor.

La GPZ 900 R era el secreto mejor guardado de Kawasaki, que estuvo trabajando en ella en la sombra durante seis años. Algo que les terminó saliendo mejor de lo que esperaban, ya que terminó con la Yamaha RD YPVS, considerada como “la superbike de los pobres” que a su vez destronó a la Honda CB 1000 R.

Más características de esta Kawasaki

Incluso acabó con motos que se suponía que iban a ser mejores, como la Kawasaki GPZ 1100 de refrigeración por aire. Yamaha intentó batir a la GPZ 900 R con la FJ 1100, un fracaso comparada con la Kawasaki, y la RD 500 LC, una réplica exacta a la de competición, pero demasiado cara. Tampoco la Honda 400 R ni la Suzuki RG 500 pudieron hacerle frente.

Fue presentada a la prensa en 1984 en el Mazda Raceway, más conocido como Laguna Seca, con su famoso Sacacorchos. Este circuito californiano fue el testigo de honor de la revolución en las motos de competición de serie. Wayne Rainey, ganador del Campeonato de la AMA de Superbikes en 1983 con una Kawasaki GPZ 750, fue el encargado de probarla, haciendo una vuelta de 1:16 con esta moto de fábrica cuando hacía 1:10 con su moto de competición. Ese mismo año ganó el Tourist Trophy (TT) de la Isla de Man (Reino Unido) con Geoff Johnson.

 

Detalles de esta Kawasaki

Esta moto revolucionaria pasó a ser objeto de culto por los jóvenes de la segunda mitad de los 80 porque salió en la gran pantalla de una de esas películas que siempre están poniendo constantemente en la televisión, como “Lo que el viento se llevó”, pero menos interminable. Fue la elegida para que Tom Cruise conquistara a su instructora civil, Kelly McGillis, en la película “Top Gun: Ídolos del aire”, dirigida por Tony Scott en 1986.

Y sí, intenta echarle una carrera a un F-14 Tomcat en la recta de un aeródromo sin casco, ni protecciones. En realidad, siempre conducía sin casco, con el pelo al aire. Menos mal que este tipo de grabaciones se hacen con la calle cortada, circuito cerrado o plataformas móviles, pero no era un ejemplo a seguir por los jóvenes que vieron esa película entonces. Gracias, Tom Cruise, por NO contribuir a la seguridad vial de la época.

Con información de MotoEspirituRacer

Relacionadas: 

KAWASAKI J125 2018-2020

KAWASAKI NINJA H2 SX/SE/SE+ 2019 Y 2020

LA KAWASAKI Z 400 YA ESTÁ EN CAMINO

KAWASAKI Z650 2020 y 2021

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.